Descripción y tipología de la ermita.

Se puede afirmar que nos encontramos ante una de las más relevantes ermitas de la isla de La Palma, la cual guarda tipología específica de este tipo de edificación en fachada (hastial, con balcón y espadaña). Este templo tiene nave de planta rectangular con capilla mayor o presbiterio, separado por arco toral, o triunfal, perpiaño de medio punto, de piedra labrada roja (toba): presenta columnas molduradas en cinco caras, con basas y capiteles toscanos de arte popular; baptisterio del lado del evangelio y sacristía de la epístola. Así, el edificio presenta muros de carga de mampostería de piedra natural y barro, revestido con mortero de cal, con un interesante trabajo de esgrafiado que cubre totalmente las paredes exteriores, otorgándole un carácter singular y poco habitual. La entrada principal, orientada al poniente palmero, está enmarcada por arco de medio punto de cantería, con sus impostas salientes decoradas con molduras y carpintería tradicional.