Ermita de Ntra. Sra. de Bonanza – Artesonados y carpinterías

Elemento destacable de este templo son sus techumbres: el artesonado de la capilla mayor, octogonal cuyos faldones trapezoidales están profusamente ornamentados por cintas en forma reticular formando crucetas con calados cuadrados, pentágonos y polígonos estrellados de ocho lados. Estos últimos se decoran con rosetas alternadas, cuatro con hojas radiales talladas y pinjante central torneado o perinola, y las demás rosetas a modo de margaritas de ocho pétalos calados. Separan los faldones calle de lima con hojarasca calada y tallada formando eses espiraliformes, que recuerdan atauriques. El almizate octogonal contiene un hermoso florón central con gran pinjante torneado y tallado con apariencia de piña, de cuya base parten en ritmo radial y circular ocho hojas de acanto alargadas y otras intermedias. El espacio restante lo cubren ocho motivos de hojarasca tallados con pinjante central. Este conjunto, junto con sus cuadrantes o cuadrales en las esquinas, decorados al igual que la zona central, conforman un trabajo de filigrana de la madera excepcional y destacable en las armaduras de este tipo en la isla de La Palma.
La nave principal cuenta, en su armadura sencilla, con tres vigas ornamentadas con lazos mudéjares.

Se debe reseñar asimismo el coro que se encuentra a los pies de la ermita. Con una traza popular no deja indiferente al espectador; su acceso en dos tiros, el cerramiento, así como la disposición y fisonomía de los pies derecho, y la tosca decoración, le otorgan un marcado carácter tradicional popular.